Runway Icon

¿Ansiedad en tiempos de cuarentena? Aprende a controlarla

Por Tere López

Las consecuencias psicológicas debido al aislamiento social pueden reflejarse de muchas maneras: ansiedad, agobio, miedo y depresión, y es parte del impacto a nivel interpersonal del crecimiento del Coronavirus en el mundo. Las medidas de cuarentena y aislamiento sugeridas por autoridades y expertos de salud para frenar la velocidad de contagios exigen modificar la rutina diaria, principal factor para desencadenar la inestabilidad emocional.

Trabajar en nuestras emociones es la clave para mantener una buena salud mental, en un contexto de rutinas interrumpidas, aislamiento social, sobreinformación negativa e incertidumbre sobre lo que viene.

Para la Inteligencia Emocional, la felicidad es una construcción de experiencias sensoriales y emocionales relacionadas con el placer, la alegría y sensaciones positivas; así como evaluaciones de qué tan satisfechos estamos y el sentido que damos a la vida, a través de metas y propósitos.

Existen diversos programas que buscan mejorar la calidad de vida a través de ella y en contextos como la contingencia conviene saber cómo aplicarla. Lo que puedes hacer es:

Identifica qué es lo que sientes: el manejo de las emociones no es una labor sencilla, pero el primer paso es darle un nombre a la sensación que estás teniendo. ¿Es enojo?, ¿te sientes frustrado?, ¿quieres llorar? identificar qué factores son los que provocan esas sensaciones y no negar las emociones es esencial para saber cómo manejarlas y canalizarlas de manera adecuada.

Establece una rutina de relajación: no todo tiene que ser trabajo o quehaceres del hogar. Date un espacio para el ocio y el ejercicio. La reclusión no es sinónimo de inactividad. Puedes optar por pausas activas, con las que después de 40 o 50 minutos de completo enfoque en un pendiente de trabajo, te tomes 5 o 10 minutos para relajarte, comer un snack, un juego rápido con tus hijos o contactar a un ser querido.

Mantén el contacto: no hay razones para el aislamiento social definitivo cuando tenemos la ayuda de la tecnología. Utiliza las redes sociales, videollamadas o llamadas telefónicas para contactar a tu familia, amigos y personas cercanas. Comparte tus sentimientos con ellos, lean algo juntos, comenten temas distintos a los relacionados al Coronavirus, para que ese espacio sea de verdadero desestrés.

No te sobre expongas: el estar informado sobre el estatus de la contingencia no significa hundirse en cientos de noticias y hacer caso de aquellas con intenciones alarmistas. Infórmate por canales oficiales y no te empapes de aquellas sobre el Coronavirus. Revisa artículos sobre temas de tu interés o más ligeros, que te permitan una perspectiva distinta a lo negativo.

Haz ejercicios emocionales: analiza cuáles son las variables que influyen en tu bienestar: fortalezas equilibradas, sentido vital, sensación de logro, relaciones, emociones positivas, etc. Conocer tus fortalezas es una llave para fomentar el bienestar.

La Asociación Psiquiátrica Americana (APA) emite 4 recomendaciones básicas para enfrentar esta crisis de la manera más saludable posible:

1. Mantener las cosas en perspectiva: Respirar profundamente para restablecer la calma y recordar que la mayoría de quienes contraen COVID-19 solo experimentarán síntomas leves y lograrán recuperarse. El hecho de que aumente la cobertura mediática de la pandemia no significa que presente una amenaza mayor para ti o tu familia.

2. Conocer los hechos: Es útil adoptar un enfoque más crítico sobre las noticias del Coronavirus, verificar la información recibida de familiares, amigos o redes sociales. La Secretaría de Salud de nuestro país tiene una página web dedicada al tema (www.coronavirus.gob.mx).

3. Mantenerse con Sana Distancia, pero conectado: Mantener las redes sociales puede fomentar una sensación de normalidad y proporcionar valiosos medios para compartir sentimientos y aliviar el estrés. Más que nunca nos hemos impresionado con las posibilidades de la tecnología ya que podemos comunicarnos sin aumentar el riesgo de contraer el virus hablando por teléfono, enviando mensajes de texto o chateando con personas en las redes sociales.

4. Buscar ayuda adicional: Hay consenso entre los profesionales de la salud mental respecto a que la incertidumbre asociada al desconocimiento de los efectos a largo plazo de la presente pandemia sobre la salud, el trabajo, los ingresos, la economía y la duración de la cuarentena, llevarán a la población a niveles altos de estrés. Aunque la mayor parte de la población podrá manejar estos estresores con sus propios recursos, habrá individuos que se sientan sobrepasados.

 Así que ya lo sabes, no te enfoques demasiado en un asunto que no puedes tener bajo tu completo control. Usa esta cuarentena para conocerte, retoma actividades que por falta de tiempo dejaste de hacer, o realiza aquellas que antes no hacías, y sobre todo: cuídate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: