Sex&CDMX

9 de marzo, el primer paso para derrotar al machismo en México

El 9 de marzo se vivió un momento histórico para las mujeres, no sólo en México, sino en el mundo entero: un paro generalizado por el hartazgo ante la situación actual. Si bien es cierto que toda la vida han desaparecido y asesinado mujeres, hoy en día se ha visibilizado el problema. La sociedad dejó de verlo como algo normal y se alarmó ante las altas cifras de mujeres que han perdido la vida en los últimos años.

Varias personas argumentan que muertos siempre ha habido; que la vida de un hombre y una mujer vale lo mismo y que ambos se encuentran perdiendo en este sistema, ya que la inseguridad, la impunidad y la injusticia se han incrementado. Sin embargo, estas personas no se han puesto a reflexionar sobre las verdaderas causas de estas acciones. ¿Por qué? Por que no ven más allá de lo que sus padres y la sociedad les educaron. Para ser sincera, vivimos en una sociedad en donde existe un espejismo de la igualdad. Esto se refiere a la falsa apariencia en la idea de que hombres y mujeres tienen los mismos derechos. Sí, es verdad que actualmente la mujer puede votar, tener los mismos trabajos que los hombres y demás, pero siguen existiendo trabajos exclusivos para las mujeres y las cifras demuestran que las mujeres ganan menos que los hombres.

La sociedad nos dice a las mujeres que podemos ser todo lo que nos propongamos pero también nos dice que lo tenemos que hacer bajo ciertas formas y parámetros. Que está bien que protestemos pero que lo debemos hacer bajo sus reglas. Esto es el claro ejemplo de que aún no alcanzamos esa igualdad. De hecho, esto no sucederá hasta que cambiemos la forma de educar a los niños ya que, nosotras las mujeres, somos las perpetuadoras del machismo.

Este 9 de marzo es la oportunidad que necesitábamos para romper con todas estas ideas que indirectamente perpetúan a nuestra sociedad machista. Este día no fue para salir por el café o para pasarla bien en casa; fue para que desaparecieramos de una sociedad que sólo nos mira como objeto que puede ser intercambiado y que debe cumplir con ciertos parámetros de belleza y comportamiento. Demostremos a la sociedad que no lo hacemos porque queremos descansar, porque buscamos privilegios o sentimos superioridad. Este es un grito de auxilio para que la sociedad transforme su pensamiento colectivo de que puede mandar sobre el cuerpo, decisiones y comportamiento de la mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: