Sex&CDMX

Infecciones de transmisión sexual: Hazte la prueba

Fotografía: Hush Naidoo

No es ninguna novedad que las infecciones de transmisión sexual son cada vez más comunes, es impresionante que pese a la gran información que se tiene a la mano, las personas no tienen conocimiento de cómo o por qué se transmiten estas infecciones. Desde el herpes hasta el VIH, es importante que sepas sus síntomas, su tratamiento y sobre todo cómo detectarlas.

Desde que inicias tu vida sexual es tu responsabilidad cuidar tu cuerpo, visitar a un especialista cada año para hacer chequeos, en el caso de las mujeres ir con el ginecólogo para realizarse el Papanicolau; y en el caso de los hombres, visitar al urólogo para una revisión general. Es muy importante que si detectas algo fuera de lo normal en tus genitales, acudas de inmediato a una revisión.

Por otro lado, también es súper importante que te realices las pruebas pertinentes para descartar cualquier contagio de alguna infección de transmisión sexual (ITS). Puedes acudir a un laboratorio privado o puedes acudir a Clínica Condesa o AHF, en donde realizan las pruebas de VIH de manera gratuita. Pero debes saber que el VIH no es la única ITS de la que te debes preocupar, herpes, sífilis, gonorrea y virus del papiloma  (VPH) humano están a la orden del día.

Todas, a excepción del VPH, se pueden detectar a través de una prueba de sangre, por eso es importante que por lo menos una vez al año, te realices las pruebas pertinentes.

Y tu podrás pensar “¿para qué me hago una prueba si me siento y me veo sano?” Pues déjame decirte que con el VIH y el VPH no siempre existen síntomas, pueden pasar meses, incluso años para que se manifiesten, por lo tanto, solamente eres portador, pero eso no significa que no puedas contagiar a otras personas.

Debes saber que el VIH no es lo mismo que SIDA, una persona puede ser portadora o VIH positivo por toda su vida, pero con el tratamiento correcto y llevando una vida saludable puede tener un nivel de vida completamente normal. EL SIDA es la última etapa de la enfermedad, esto es cuando la persona no tomó ningún tratamiento o su sistema inmune está demasiado comprometido como para sobrevivir.

Con el VPH sucede algo similar, puedes contagiarte y pasar un buen tiempo para que notes algún síntoma si es que lo hay, o puede que no tengas jamás algún síntoma, pero tener el virus activo en tu sistema. Según estudios, más de la mitad de la población sexualmente activa, tiene o ha tenido VPH en algún momento de su vida, pues aunque este virus no tiene cura, puede activarse o desactivarse dependiendo del sistema inmune de la persona.

Como ves, las infecciones de transmisión sexual son más complejas de lo que parecen, no arriesgues tu salud ni tu vida por un momento de despreocupación, nadie más que tú tiene la responsabilidad de cuidar tu cuerpo y tu vida.

Si necesitas más información, visita las redes de Previhene o comunícate directamente con ellas si tienes una duda más puntual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s