Sex&CDMX

#GayPride, una comunidad que moviliza naciones

Imagen: ELLE

En 1971 surgió en nuestro país el Frente de Liberación Homosexual de México que, entre otras cosas, apoyaba campañas de prevención del sida, y que fue sin duda el primer acercamiento para celebrar la Marcha del Orgullo Gay, que este pasado fin de semana tuvo su 41 edición en la CDMX.

Más de 19 mil asistentes acudieron a la cita desde muy temprano, llenando la ciudad de colores, danzas, expresiones de autenticidad, performance, desfiles y mucha música, porque hoy el Pride no es una fecha sino una actitud.

Para ser honestos, hemos escuchado comentarios de todo tipo, desde el que apoya hasta el que desconoce, el que no se involucra o el que tiene la sangre multicolor; de cualquier manera, como seres humanos debemos seguir demostrando nuestro apoyo y movilizándonos por aquello en lo que creemos, lejos de una fecha o un solo día.

Si algo hay que admitir es que vivimos –en muchos sentidos- en una ciudad medianamente privilegiada, en donde la unión marital entre parejas del mismo sexo no es un impedimento, y en la que salir a la calle no es una peripecia ni una lucha que podría conducirnos a la muerte,  porque en el resto del país las condiciones no son las mismas.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al menos el 3.2% de la población mayor a 18 años se autoidentifica como no heterosexual, lo que incluye a personas de la comunidad LGBTTTI, de los cuales al menos 3 de cada 10 han sido discriminadas por su orientación sexual, 72% opina que aún no se respetan sus derechos, y entre los últimos cinco años más de 473 personas de la comunidad han sido asesinadas en nuestro país.

La ONU y otras entidades permanecen creando programas que favorezcan el desarrollo y bienestar de estas y otras comunidades, pero sólo trabajando de forma conjunta podremos reducir las brechas de desigualdad.

Hoy y siempre celebremos el amor, la diversidad y la inclusión. Coloreemos juntos ese mundo al que aspiramos y queremos, como muchos ya lo han hecho para nosotros.

En un fragmento del Segundo Sexo, Simone de Beauvoir decía que la mujer no nace, se hace. La sociedad nos termina formando, pero somos nosotros quienes decidimos en lo que queremos convertirnos y aplica para todo. Sí, quizá la sociedad nos pre-forma, pero al final de todo nosotros decidimos en qué queremos transformarnos.

Gay, lesbiana, hetero, trans, queer, nada de eso importa si el amor es propio y éste se puede compartir después. Compartamos el amor, hoy y cada día.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s