Cooltura

Día internacional del beso

Por Mará Fernanda Rodríguez  

“El beso es, junto a la risa, la única cualidad netamente humana”. –John Donne

El beso, aquella sensación e impulso que muchos toman con significados distintos, algunos como símbolo de ternura, otros como símbolo de amor o cariño; antiguamente se decía que nuestros antepasados no se besaban y cuando comenzaron a hacerlo era únicamente para determinar si eran personas saludables con las cuales pudieran permanecer juntas. 

Hoy en día, la atracción, la pasión y el deseo no pueden ir separadas de un buen beso.

Digno de conmemorar

Abril, sol, primavera, todo vuelve a florecer con total paciencia y con ello en el amor. En 2013, el 13 de abril, una pareja estaba a punto de que se conmemorara en su honor una celebración relativamente nueva, con el motivo del beso más duradero de la historia.

Los amantes tailandeses rompieron el record al beso más largo que el mundo había visto con una duración de 58 horas, 35minutos y 56 segundos.

Claro que posiblemente después terminaron odiando los besos, pero su pequeña, o mejor dicho gran acción había sido plasmada para conmemorar este instante: El Beso.

No podemos negar que el beso es un arte en sí mismo, tanto así que ha inspirado a poetas desde Mario Benedetti o Pablo Neruda, hasta Oscar Wilde o Dante Rossetti.

Pero además del Día internacional del Beso, también existe el Día Internacional del beso robado, aunque esta es una celebración diferente, no obstante, igualmente curiosa.

El Día internacional del Beso Robado es el 6 de julio y esta fecha tiene su origen en el siglo XIX en Gran Bretaña, aunque se celebra también en Estados Unidos.

Aunque este es el día en que los besos no siempre son bien recibidos, esta es una celebración popular. Se dice que el beso robado más famoso del mundo se vivió en el año 1945, en Times Square, donde un marinero, después de que se informara que la Segunda Guerra Mundial había terminado, le dio un beso a una enfermera que estaba a su lado.

El Día internacional del Beso es un día especial donde podemos besar a las personas alrededor por el mero placer de hacerlo y no como una formalidad. Besar a nuestra pareja, nuestros padres, hijos, amigos y a quienes conviven con nosotros a diario.

El beso no es solamente placentero, sino que es beneficioso, pues libera en el cerebro oxitocina, hormona que nos proporciona bienestar, nos hace sentir bien y cultiva las buenas relaciones y el amor. Son todas buenas razones para celebrar el Día internacional del Beso.

De los homenajes realizados al beso por parte de distintas expresiones artísticas, no podemos olvidar aquellas pinturas distintivas en el arte.

Por ello a continuación te dejamos algunas de obras que conmemoran esta hermosa práctica humana.

El beso, de Gustav Klimt

El cuadro que le hizo entrar por la puerta grande en la historia del arte. La túnica de él, adornada con figuras rectangulares, y la de ella, de formas redondeadas, aunque ambas del mismo color y de límites casi indistinguibles, sugieren una naturaleza masculina y otra femenina que se complementan en un solo ser.

53270677_336381937229300_1443799264240074752_n

En la cama: el beso, de Toulouse-Lautrec

Toulouse-Lautrec describió como «el epítome del placer sensual» este retrato que realizó de dos prostitutas parisinas besándose, cuya finalidad era, precisamente, decorar un burdel. Pero más que deseo sexual lo que transmite es ternura. El motivo sirvió para otro cuadro similar.

57109978_663547497416064_5498178405171986432_n

Los amantes, de René Magritte

Pintado en 1928 por uno de los representantes más destacados del surrealismo, es una de las obras que más extrañeza logran provocar en el observador, y también que más interpretaciones ha despertado en torno a su significado.

50324106_2883269028365902_7593454762889052160_n

Drawing for Kiss V, de Roy Lichtenstein

Durante un evento artístico celebrado en el hotel Chelsea en 1965 se sortearon entre los asistentes varias llaves por diez dólares cada una. Servían para abrir diversas taquillas en la Penn Station, en las que se encontraban obras de diversos artistas pop, como Andy Warhol o Roy Lichtenstein. De este último concretamente el boceto titulado Drawing for Kiss V. Hace cinco años dicho dibujo fue subastado y alcanzó un precio de dos millones de dólares. No fue mal negocio, desde luego. Aunque de esa obra lo que se popularizó fue la serigrafía que le da ese característico aspecto de cómic.

57377333_448462755960030_730144745262678016_n

Y tú ¿Cómo conmemoras el día del beso? ¿Con cuál demuestras tu cariño?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: