Mexican & proud

Mujeres que inspiran: Laura Bailón Villarreal, una vida a través del arte

Por: Sac-Nicté Calderón / Fotografía: Aarón Cepeda

La pintura en ella es el resultado de un proceso de distintas fases: todo surge a partir de una fotografía o una instalación en dónde los elementos están dispuestos cuidadosamente, justo como después aparecerán en el lienzo.

La pintura late en su ser porque parte de elementos que conservan su vitalidad durante todo el proceso: un par de perros que juegan o pelean, de acuerdo a quien observe, pescados congelados que antes de pasar al lienzo dejan su olor en la casa de la artista. La pintura cobra vida y se instala en todos los rincones de su casa.

Así trabaja Laura Bailón Villarreal.

Durante más de veinticinco años el arte la ha acompañado: desde sus primeras clases, en Durango, a su paso por Morelia, Xalapa y Puebla. Estudió en Veracruz y Michoacán, y algunas de sus exposiciones más importantes han sido presentadas también en distintos lugares: el Jardín Botánico “Francisco Javier Clavijero” y la Pinacoteca “Diego Rivera” en Xalapa, en la Sala Pas-Perdus, UNESCO, en París –en 1998 obtuvo el Primer Premio en el Concurso Internacional para la creación del logotipo para el programa Mujeres y la Cultura de la Paz, organizado por la Asociación Internacional de Artes Plásticas (AIAP) y la Unesco, en París-  y el Museo de Arte Contemporáneo “Ángel Zárraga” en Durango.

Ésta última, llamada “Amare”, fue presentada en el 2011 y pasaron cuatro años para que su trabajo regresara a Durango. “Bailón 39” fue el nombre de la exposición que recibió la Galería 618 del Colectivo Durango durante agosto de 2015: una retrospectiva en la que cabían obras de hace quince años y terminadas unos días antes de la inauguración, dónde el trabajo de la artista y su crecimiento personal se desplegaba frente a los ojos del espectador. 

A partir de entonces, ha participado en otras exposiciones colectivas, como “Colectiva/Colectivo”, “Nueva obra”, “Inventarios. La necedad de crear”, “Venus” y “Predicando en el desierto”, entre otras.

“Los problemas los resuelvo en el lienzo”

Bailón trabaja directamente con los bocetos, dibujos y fotografías que después se convertirán en un cuadro. Sin embargo, si bien su modo de trabajo le ofrece una idea clara del resultado que espera obtener, su obra representa también un problema que sólo tiene una forma de resolverse: pintando. 

Una situación similar es la que enfrenta al abordar la forma de su obra. En su caso, la decisión es dedicarse a lo figurativo: “pienso que la forma o cualquier otro elemento de la plástica es un recurso, entonces el artista decide cuáles quiere abordar y cuáles quiere sacrificar. A mí la forma sí me gusta, puede llegar a ser abstracta hasta cierto punto, porque vas planteándote cosas en el camino, pero en sí me gusta que exista porque le quitaría un elemento a mi obra”.

“Cada obra tiene vida propia”

Durante su trayectoria, Laura Bailón ha recorrido diversas universidades y talleres que la han dotado de una sólida formación artística. Sin embargo, más allá del aprendizaje obtenido, para la pintora lo más importante ha sido comprender que cada trabajo, obra y artista se analiza de forma particular: “a veces encajonamos al artista en algo que debería ser mucho más amplio. En los sentidos técnicos, plásticos, cada obra tiene una vida propia”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: