Sustainable Runway

Programa “Opciones veganas en La Paz, BCS”

Ana Ortega es la fundadora de este programa que da a conocer los lugares veganos en La Paz y orienta a los restaurantes omnívoros a integrar opciones amigables con las personas veganas para tener mayor abanico de opciones culinarias. Platicamos con ella y nos contó todo lo que tienes que saber acerca del programa.

Runway: ¿Tú eres la fundadora de este proyecto? ¿Qué te llevó a realizarlo? ¿Cómo surgió la idea?

Ana: Hace casi 4 años me hice vegana y me di cuenta de lo difícil que era comer algo vegano si salías a un restaurante en La Paz, BCS. Mientras en otras ciudades había una docena de restaurantes veganos, acá ni siquiera había lugares con esas opciones. Me considero una persona soñadora pero también muy pragmática, así que me di a la tarea de crear un mercado nuevo y de convencer a más personas de que consumieran comida basada en plantas. La mayoría de la gente quiere comer algo delicioso y nutritivo, que esté disponible a un precio razonable. ¿Por qué no darles precisamente eso pero sin ingredientes de origen animal?

Me encontré que había poca gente vegana en la Paz, así que como primer paso se me ocurrió habilitar lugares donde la gente omnívora pudiera darse la oportunidad de probar algo vegano, y quitarse esa idea errónea de que los veganos sólo comen lechuga o cosas insípidas.

R: ¿Y cómo convencer a los restauranteros de que agregaran algo vegano al menú?

A: Cuando te mudas a La Paz BCS, te das cuenta que vives en algo parecido a una isla. Hermosa, pero vivir en este paraíso tiene su precio: muchos ingredientes tienen que llegar por avión o por barco, lo cual encarece mucho las cosas. Es una ciudad relativamente pequeña y es común que haya desabastos que ponen en riesgo tu negocio de comida y te hacen cuestionarte sobre los ingredientes de los cuales vas a depender, cosa que no pasa en ciudades como CDMX.

Entre las cosas que consideré fundamentales para que el proyecto funcionara están: primero, que los platillos fueran familiares para las personas; esto es, nombres conocidos, comida conocida como tortas, tacos, tamales, chilaquiles, hot dogs, etcétera, con ingredientes fáciles de identificar. Segundo, que estuvieran deliciosos, porque la primera experiencia para muchos de comida vegana tenía que ser muy buena para que consideraran posteriormente probar más. Tercero, que estuvieran a precios razonables para eliminar ese mito de que la comida vegana es cara. Y por último, que fueran accesibles en muchos lugares para que no importara el día o la ocasión, siempre tuvieran la oportunidad de consumir comida basada en plantas.

Poco tiempo después me di cuenta de que los mejores aliados para que este proyecto tuviera éxito eran los dueños de los restaurantes. Tuve que entender cuáles son sus preocupaciones, sus retos, cómo piensan, bajo qué circunstancias meten un platillo nuevo a su menú, su capacidad de almacenar ingredientes, cómo hacen las compras, cómo manejan los alimentos, los retos con las temporadas altas y bajas, los hábitos de consumo, los retos con los empleados y su rotación, capacitación del personal de cocina y meseros, cómo promocionan los nuevos platillos, cómo se costea un platillo, entre otras cosas. Al entender la complejidad de lo que vive el dueño de un restaurante, pude pensar en cuál sería el “pitch” para acercarme a ellos e invitarlos a que tuvieran un nuevo platillo vegano que fuera exitoso en su menú.  Comprendí que el éxito financiero de un platillo es lo que lo mantiene dentro de un menú. Es tan simple como eso.

Y qué mejor forma de volverme su aliada que buscando todas las formas posibles para darles publicidad gratuita y visibilidad. Al final, un aliado es eso, quien da un valor agregado a la relación.

Di de alta una página de FB llamada Opciones Veganas en La Paz BCS y desde ahí se iniciaron reseñas, fotos y transmisiones en vivo para dar la bienvenida a cualquier nuevo restaurante que se sumaba a esta tendencia de tener platillos veganos. La página ha tenido muy buena aceptación. Algunos vídeos han sido vistos hasta 25 mil veces y la respuesta de las personas en general es muy positiva porque ¿a quién no le gusta la comida deliciosa? Además, el proyecto muestra un activismo totalmente positivo y local: es un apoyo a los comercios locales, se pone en el spot a los dueños de restaurantes que están innovando, y la gente que conoce a estos emprendedores se siente muy orgullosa de estas personas. ¡Todos ganamos!

Además de la página de Fb, se dieron de alta los restaurantes en la aplicación internacional Happy Cow, la cual lista y da reseñas de los restaurantes veganos, vegetarianos y con opciones veganas en todo el mundo. Así, cualquier viajero visitante puede dar una revisada a su app y visitar los negocios veganos, y con opciones veganas de la ciudad.

Por último, se les señaló con una calcomanía que pegaron los restauranteros en un lugar visible en la entrada de su negocio. La cual dice “Aquí hay opciones veganas” para que cualquier transeúnte curioso pudiera darse cuenta de la existencia de estos platillos en ese local.

R: ¿Qué dificultades tuviste que pasar al inicio?

A: El primer reto al inicio fue la apatía y el rechazo. LO CUAL ES NORMAL, ya que no había una inercia ¡había que crearla! Y aunque esto puede sonar negativo o desesperanzador, para mí cualquier activista que realmente quiere cambiar algo debe encontrar las motivaciones de su interlocutor y entregar el mensaje que le haga sentido para convencerlo. Equivocarnos de mil formas hasta pulir la forma y fondo del mensaje fue la clave del éxito de este proyecto.

Dicho esto, lo más difícil fue entender las motivaciones de los restauranteros. Tuve que ponerme en su lugar, escucharlos, platicar muchas veces con ellos o ellas, y también escuchar a sus clientes.

Otro reto fue ganarnos su confianza para apoyarles a crear un platillo vegano. Afortunadamente la chef vegana Lynda Ontiveros nos pudo apoyar con eso, con ingredientes fáciles de conseguir y con platillos muy sencillos de elaborar y de explicar.

El último reto fue ayudarles a educar a sus empleados, para ello creamos una infografía que se puede pegar en la cocina o en un lugar visible para los empleados, que es una guía sobre cómo son los comensales veganos. Esta guía explica de manera visual lo que come un vegano, cuáles son sus expectativas sobre el manejo de alimentos, y otra información que les puede facilitar la familiarización de su staff con la comida basada en plantas.

R: ¿Cuál ha sido la respuesta de la gente acerca del proyecto?

A: ¡Muy positiva! Luego de dar de alta la página de FB iniciamos también con una cuenta en Instagram y en ambas las personas nos envían sus sugerencias de lugares que están incluyendo platillos veganos. 

Además, hay cada vez más lugares con opciones veganas o emprendedores de comida vegana y sabemos que este proyecto ha sido de gran influencia para que esto suceda.

Algo muy interesante fue la respuesta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (CANIRAC) que ha apoyado este proyecto desde que se les presentó, invitando a sus miembros activos a que incluyan platillos basados en plantas.

R: ¿Cuál es el proceso para mostrarle a los dueños de los restaurantes el integrar platillos veganos?

A: En un inicio era tan intuitivo como ir al restaurante, pedir hablar con el dueño o responsable del lugar para explicarle los beneficios para su negocio de incluir platillos veganos y cómo les ayudaríamos a promoverlos.

Ahora el proyecto tiene una inercia propia y los mismos dueños de restaurantes se acercan con nosotros porque les interesa tener más comensales y porque la gente activamente está pidiendo opciones veganas. En un inicio hace 3 años había sólo 2 lugares con opciones veganas, ahora hay cerca de 50 lugares que cuentan con al menos un platillo vegano. Hay un restaurante que, por ejemplo, tiene 27 opciones veganas, y lo más importante de todo es que este mercado es palpable: SÍ HAY DEMANDA DE COMIDA VEGANA. Más personas que no se consideran veganas o vegetarianas están consumiendo platillos veganos, lo cual es súper importante porque a diferencia de lo que mucha gente puede creer, algunos cambios de actitud inician con un cambio de comportamiento. La gente prueba, se da cuenta que comer productos basados en plantas puede ser rico, con precios accesibles y más saludables. Y lo más importante es que aún no hay una masa crítica para mantener un platillo vegano sólo con personas que se identifican a sí mismas como veganas, así que las personas que han disminuido su consumo de productos animales porque la experiencia de consumir comida vegana es positiva, es vital para el movimiento.

R: ¿El proyecto se piensa extender a otras ciudades?

A: Definitivamente sí. Es un proyecto positivo, propositivo, innovador, que crea un sentido de comunidad. ¿A quién no le gusta comer rico y salir a compartir una cena o comida con sus seres queridos? La experiencia en la Paz BCS, fácilmente se puede trasladar a otros lados. Especialmente considerando que los insumos serán mucho más sencillos de conseguir y más baratos. Además, hay más educación que nunca sobre las bondades de la alimentación basada en plantas para beneficio de la salud, del medio ambiente y de los animales.

Así que ya lo saben amigos comehierbas, si van a vacacionar a La Paz pueden checar antes la página de Facebook o Instagram para conocer todas las opciones que hay para ustedes. Y de verdad espero que este hermoso proyecto se extienda a otros puertos de la República, (¿me estás leyendo Mazatlán?).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: