Sustainable Runway

#NeverForget: Veinticuatro años del genocidio en Ruanda

Imágenes: Crédito en pie de foto.

El 6 de abril de 1994 una noticia resonó en África: Juvenal Habyarimana, presidente de Ruanda, murió en un accidente de avión cuando regresaba de hacer negocios con el gobierno de Tanzania.

Sin saberlo, esto marcaría el rumbo de Ruanda, y casi 800 mil integrantes de las tribus Tutsi y Hutu perderían la vida en lo que ahora se define como el Genocidio más rápido de la era moderna.

La mayoría de los que murieron en los cien días más violentos del país, pertenecían a los Tutsis y la mayoría de quienes ejercieron este acto eran Hutus.

Presidente Juvenal Habyarimana
Presidente Juvenal Habyarimana Fotografía (Getty image\Pierre Guillaud)

Tutsis y Hutus: una historia de tensiones

La población en Ruanda se fracciona en tres grupos étnicos: Hutu, Tutsi y Twa. Este último abarca únicamente el 1% de la población en el país, mientras que el primero conformaba casi 85% de la población.

Los tres grupos comparten tradiciones, idioma e incluso territorio, pero la rivalidad entre los grupos principales, Hutus y Tutsis, se hizo evidente cuando las actividades y labores en cada tribu comenzaron a definir los roles sociales y poder de decisión.

A pesar de ser minoría frente a los Hutu, los Tutsi ganaban poder económico, social y político, mientras que los primeros mantenían sus raíces agricultoras; hasta este momento las principales diferencias entre ambas etnias eran físicas: los Tutsi eran altos y de piel clara, mientras que los Hutus tenían una complexión baja y piel oscura.

Estas diferencias sociales y físicas entre grupos serían una de las razones por las que, una vez que las colonias alemanas y belgas se acercaron al territorio de Ruanda, se definiera a los Tutsi como la clase alta del país y como poder absoluto de su monarquía.

La tensión entre ambas tribus aumentó considerablemente, y entre 1959 y 1961 se vivió la primera revolución Hutu que culminó con la muerte de más de 20 mil Tutsis y otros 150 mil abandonaron el país para encontrar refugio en países vecinos.

En este momento, se abolía la monarquía Tutsi y el gobierno de Ruanda se transformó en una república, pero los episodios violentos y asesinatos masivos en contra de los Tutsi terminaron ahí, hasta el fatídico genocidio en 1994.

Niños y jóvenes reclutados por los Hutu
Niños y jóvenes reclutados por los Hutu. Fotografía (Getty Image/ Alexander Joe)

Los 100 días rojos

Hablar de genocidio remite a las películas apocalípticas, en las que el principal objetivo es salvar la raza humana. En 1996 el genocidio más rápido de la historia era una realidad, pero las bases de éste se construyeron años atrás, únicamente para desatar los cien días más violentos en Ruanda.

Los Tutsis refugiados y algunos Hutus que compartían ideales Tutsi armaron el Frente Patriótico de Ruanda (RPF), y eran quienes exigían su derecho a regresar a su hogar.

Los ataques en contra de los Tutsi se intensificaron a partir del fallecimiento del presidente Habyarimana.

El gobierno Hutu comenzó a difundir propaganda radiofónica motivando la creencia de que la única manera de obtener y mantener el poder en Ruanda era eliminar a todos los Tutsis y RPF, fue así como grupos organizados de militares, políticos y civiles Hutus llegaron al territorio Tutsi.

Ninguna acción fue tomada por otros países, la ONU retiró sus esfuerzos cuando 10 soldados fueron asesinados en la guerra, aquellos con poder se negaban a tomar una postura, dejando a Ruanda sola para solucionar sus problemas, alegando que se trataba de una guerra civil. Poco después la noticia del genocidio se extendió.

Después del ataque, queda únicamente el recuerdo de cómo la desigualdad socio-económica culminó en la desaparición de una etnia completa y cómo nadie hizo nada para detenerlo.

Episodio violento a civiles intentando cruzar al frontera.
Episodio violento a civiles intentando cruzar al frontera. Fotografía (Getty Image/ Pascal Guyot)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s